INTRODUCCIÓN A LAS CÉLULAS MADRE MESENQUIMALES

Las células madre mesenquimales son células indiferenciadas capaces de dividirse y diferenciarse en las células especializadas propias de cada tejido. Estas células se encuentran de forma natural en muchos tejidos adultos, con el objetivo de reparar lesiones y regenerar el tejido, como por ejemplo en la medula ósea, desde donde dichas células mesenquimales se encargan de reparar fracturas y regenerar el hueso.

El uso de células madre mesenquimales como tratamiento en diversas patologías es un campo que está teniendo mucho éxito en los ensayos clínicos en medicina humana y su uso clínico en veterinaria está cada día más extendido. Son muchas las especialidades que ya están aprovechando sus propiedades regeneradoras, antinflamatorias, inmunomoduladoras y paracrinas junto con la ausencia de efectos adversos para mejorar la salud y detener enfermedades de difícil manejo.